TIEMPO

Publicada en Publicada en Escritos

Hoy quiero hablar sobre lo efímero que es cada situación en la vida, y como soñar con una inmortalidad te genera ansiedad, pero a la misma vez, piensas que seria algo positivo para el ser humano.
Me gustaría tener un poco de manejo a la hora de olvidar que de ser inmortal.
Mi teoría es la siguiente…
Entre vidas y recuerdos nos hacemos viejos, entre comidas y besos nos sentimos más vivos, entre noches y vinos nos hacemos más irracionales. Todo esto te lleva a una estructura de vida, que, aunque te cueste entender, poco a poco iras formando ese abismo. Cuando jugamos con la mente y empezamos a recordar que cada momento nos hace eternos, si no lo tuviéramos nuestra evolución fuera poca y no tuviésemos ningún entendimiento a lo que podemos llamar nosotros, Vida. De recuerdos formamos palabras, de recuerdos formamos ideas, y te recuerdos logramos olvidar aquello que nos puede llegar a doler, que al final solo se convierte en una evolución para ti y no se olvidará, se transformará. Todo al final se transforma, siempre y cuando tu busques esa evolución en la vida, porque al darte cuenta de lo finitos que somos, tu cuerpo jugara a sentir y tu mente a volar, tus recuerdos serán los mejores escritos de tu vida, y tu piel tendrá cada marca que te convierte en ese ser racional para algunos e irracional para otros. La estructura en la vida para mí no existe, me gusta soltar, aprender, vivir y sentir. La inmortalidad no es algo que me cause ruido porque si buscas dentro de ti, darás con esa respuesta mágica y la realidad es que somos inmortales. Tu físico es esa funda que estarás cambiando constantemente en muchas vidas, aunque aún no tengamos el manejo de recordar las vidas pasadas, tenemos este juego de sentir y besar, donde das con esa energía ya vivida y sentida. Es algo que pasó, no en esta vida, pero cuando empiezas a reconocer, será algo maravilloso para ti. Uno al final del día tiene el manejo de todo, tiene las ganas de crecer, poder soltar, aceptar y eso te llevará a vivir una vida, digamos más plena. Mi momento de vida es bastante abstracto para algunos y para otros una especie de encuentro fugaz. Me enamoré tanto de la Vida, que quiero vivirla a todo dar, quiero sentir y explorar cada cosa, que me lleve a ese punto donde me van a hacer falta vidas para divertirme. Mi teoría racional es comprender cada paso y tener entendimiento de tu vida y saborearla en todos los sentidos y no quedarte atrapado en una sola situación. Mi teoría irracional, que, por contarles un secreto, es mi favorita. Vive sin buscar tantas explicaciones, ama, ríe, emborráchate, juega, escápate, compra vuelos de avión sin un destino claro, solo viaja, léete un buen libro, explórate como ser humano, atrévete hacer cosas que el resto no haría, busca ese camino de disfrute que para el común denominador no es el más bonito, pero a ti no te importa que sea lindo, te importa es que sea real y que tu piel, alma, espíritu, todo genere un goce tan alto, que te preguntarás porque tardaste tanto en vivir de esta forma. Créete inmortal y olvida sin pensar, ama sin entender y acaricia sin saber. Ama con cada parte de ti solo recuerda algo, ese momento no regresará y esa sonrisa se olvidará, esos besos se borrarán y ese extasié se saciará. Esa sonrisa por la mañana y esas conversaciones de saber que será lo mejor para el camino pasará y todo será un recuerdo donde tu tienes el control de hacerlo eterno en tu alma.

Un comentario en “TIEMPO

  1. Laura aqui me encuentro en la sala con mi hermano y uno de sus amigos… Mientras ellos hablan de fútbol no entiendo como logro conectarme y solo concentrarme en leer cada linea… Es una conexión maginifica me identifico al mil por ciento cuando leo tus escritos. Gracias por hacerme entender la vida cada vez mejor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *